Avivament, una celebración filosófica en Valencia, por Paola Tasai

This post is also available in: Castellano (Castellano)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestBuffer this pagePrint this page

¿Para qué sirven los viajes si no es para encontrarnos un poquito más con nosotros mismos? Pero, ¿viajar físicamente es la única manera de poder hacer esto? ¿Existe otra manera de viajar, de dar movimiento a nuestra mente y nuestros sueños? Precisamente, dar vida y poner en movimiento a la mente es lo que planteó València Pensa, la asociación que se encargó de la organización de la primera edición del festival filosófico Avivament en la ciudad de Valencia, del 1 al 3 de junio del presente año.

Acercar al público en general a la filosofía, eliminar las dificultades de acceso a la reflexión metódica y crítica, romper los muros académicos y borrar las fronteras tradicionales entre alta y baja cultura, cultura elitista y cultura popular, son algunos objetivos centrales de Aviva-ment para llegar a la conclusión de que pensar puede ser divertido, toda una fiesta. Y todo un estímulo para los pensadores de la calle. La calle como espacio público de creación y recreación es algo para tomar en cuenta en cualquier disciplina humanística, como artista me impulsa a crear y ha sido uno de los espacios más enriquecedores en este quehacer,  algo no muy distinto para la filosofía, todo ello nos incita a pensar ¿cómo lograr empapar a la sociedad de pensamiento filosófico?

La asociación de València Pensa tiene cerca de cuarenta socios pero las personas involucradas directamente con esta primera edición del festival son: Francesc Bononad, Alfonso Moreira, Francisco Benedito, Manu Martín, Anacleto Ferrer, Eve Ferriols, Lourdes Valls, Antonio Oliver y Albert Martínez. Se agradece que todas y todos se comprometieran en lograr que el Festival tuviera ese carácter agradable y abierto. Así pues, las reflexiones que se vivieron durante estos tres días fueron en efecto, todo un festejo, pero no por ello carecieron de rigor, lo cual comprueba que podemos divertirnos haciendo algo que ha sido erróneamente tildado de aburrido. Esta celebración filosófica tejió eventos como conferencias, presentaciones de libros, diálogos, una obra de teatro, una proyección cinematográfica y lo más novedoso, una ruta filosófica a través de la ciudad de Valencia.

El jueves 1 de junio inició con la presentación del festival en punto de las 19:00 hrs. en el MuVIM (Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad) y con la conferencia El lugar de la filosofía en el siglo XXI impartida por Antonio Campillo. Fue la mejor manera de iniciar este viaje por las ideas, pues en toda actividad es necesario hacer énfasis en la reflexión del lugar que ocupamos en la sociedad, sobre todo en un contexto como el nuestro  donde la lógica neoliberal ha creado un escenario que excluye al conjunto de las humanidades y las ciencias sociales de las principales políticas públicas y educativas.

 

Avive el seso

Más tarde se tuvo la presentación de una micro pieza teatral propia del festival titulada Avive el seso, con Albert Martínez como director y guionista, el actor Pablo Tomás y la actriz Laura Valero, para terminar la velada con el estreno en España de Examined life de Astra Tylor, una proyección cinematográfica en el Aragó Cinema.

El jardín es un espacio que, a manera de metáfora, nos invita a la reflexión en torno al espacio del ser, ese espacio que debemos explorar y construir para el enriquecimiento de nuestra vida. Cuidar nuestro jardín, explorar y correr entre sus malezas aún en la noche,  jugar en las fuentes, quemarlo, volver a poner las semillas y comenzar de nuevo. Pero no sólo en la vida interior. Esa dicotomía entre el espacio natural y artificial que conforma su constitución se ve reflejado en nuestras ciudades y los significados que cada sociedad en diversos tiempos les ha concedido. La presentación del libro Jardinosofía. Una historia filosófica de los jardines de Santiago Beruete en el Jardín botánico de la Universidad de Valencia nos invita a esta y otras reflexiones.

Después, de nuevo en el MuVIM, José Luis Villacañas impartió la conferencia Populismos del siglo XXI, tema necesario para pensar la política actual y su configuración en las diversas naciones del mundo que caminan sin detenerse pero que parece que van hacia el precipicio. Y precisamente hablando de caminatas, la siguiente conferencia Revelación del lugar, apuntes del caminar de Alberto Ruiz de Samaniego, en la Librería Ramón Lull, invitó a los asistentes a reflexionar sobre el cruce que hay entre la reflexión filosófica y las caminatas o los paseos. Y es que pensadores de todas las épocas han narrado cómo sus pensamientos han florecido acompañados del movimiento físico, principalmente en entornos naturales inspiradores o con personas que les inspiraban. Y para terminar la jornada del viernes también en la librería Ramón Lull se cerró con el diálogo Pensaments despentinants escabellen l´aforisme en valenciano, es decir, pensamientos despeinados desmelenando el aforismo, con Guillem Calaforra y Josep J. Conill, diálogo que, según narraciones de los asistentes duró hasta las 3:00 am, toda una fiesta.

Y para concluir con el festival el sábado 3 de junio se comenzó con la mencionada ruta filosófica A través de València en compañya de Joan Lluís Vives i Francesc J. Hernández, actividad sin duda novedosa y llena de historia, donde el sociólogo Francesc J. Hernández fungió de guía de una ruta imaginada por el filósofo precursor del humanismo Luís Vives en su libro Exercicis de llengua llatina, ruta que recorrimos tal cual trazó Vives en un mapa. Esta experiencia verdaderamente fascinante nos dejó a los espectadores con un aprendizaje profundo sobre algunos aspectos de la vida del filósofo y sobre los puntos de la ciudad que marcaba el mapa, distribuido en siete puntos: La plaza de Nápoles y Sicilia, de dónde partimos, luego el Carrer del mar (calle del mar), la plaza de Margarida Valladaura, el Carrer Ambaixador vich cantó amb Carrer Gascons (Calle embajador Vich esquina con Calle gascones), Carrer Sant Vincent cantó amb carrer manyans (Calle San Vicente esquina con Calle cerrajeros), las escaleras de la Lonja y terminamos en la plaza de la Mare de Déu (Plaza de la Virgen). Esta ciudad milenaria, que data desde la época romana, nos fue mostrando poco a poco sus secretos para dejarnos completamente impresionadas e impresionados.

A través de València en compañya de Joan Lluís Vives i Francesc J. Hernández

Tomando como referencia el texto de Kierkegaard La crisis y la crisis en la vida de una actriz, Laura Llevadot presentó la conferencia La crisi i una crisi en la vida d´una filosofa. Laura nos acerca a reflexionar que “la crisis llega cuando una nueva forma de vida se aproxima” es lo que nos hace estar alertas de tomar la decisión para dar el siguiente paso, es un punto de inflexión, “la vida no es continua, está partida por la crisis” siendo ese momento en que la naturaleza se apaga a algo perjudicial, algo que nos enfrenta con nuestro interior genuino.

Laura Llevadot. La crisi i una crisi en la vida d´una filosofa

Esto nos acerca a la comprensión de nosotras y nosotros mismos, siendo evidentemente un “discurso que al capitalismo neoliberal no le interesa, pues no le interesa formar ciudadanos”. La reflexión de Kierkegaard en torno a la crisis de una actriz famosa, comparando la primera etapa de su carrera con la segunda, es decir cuando es joven y cuando es mayor, dan pie a Laura para reflexionar sobre la crisis de una filósofa, lo cual la lleva a plantear que “cuando las mujeres entran en el mundo de los hombres (es decir, el mundo público dominado por el patriarcado) no es para masculinizarse sino para transformar algo”, de modo que reflexionar sobre la importancia de dejar de “masculinizar las lógicas femeninas” nos llevará a comprender que “el problema se traslada a la historia de la filosofía androcentrada”. Dentro de todo ello es importante “hacer textos que necesitamos para pensarnos” pues “sí, yo estoy en crisis, como creo que todas y todos los estamos”.

 

Alberto Ruiz de Samaniego

Después y de manera casi simultánea se realizaron, el diálogo ‘cultural-ment’ con los científicos Juan Arnau y Vincent J. Martínez conversando sobre qué hacen los humanistas en un mundo dominado por la técnica, donde los participantes debatieron el papel de las ciencias en la actualidad y resaltaron la importancia de la conversación entre humanidades y ciencias; luego una mesa redonda en la librería Ramón Llul Editar el pensamiento del país Valencianocon varios miembros de editoriales de la provincia de Valencia.

Para casi terminar el día y las actividades del festival, el llamado Diálogo intempestivo de Angelo Fasce y David Barberá en La utilidad de lo inútil, donde hablan de eso, de que la filosofía no, no sirve para nada, cosa que no, no es buena, evento que en México seguramente llamaríamos conversatorio por el carácter relajado y cercano de llevarlo a cabo; entre chelas y risas, entre ironía y un poco de crítica ácida al quehacer de la academia, la postura de la sociedad, los muros mentales de los intelectualoides y la necedad por preservar pensamientos que poco nos sirven para dar solución a los problemas actuales como por ejemplo la migración y las muertes en el mar Mediterráneo, o preguntarnos las razones del por qué personas como Trump llegan al poder y qué hacemos ante ello. En suma: se resaltó la necesidad urgente de la filosofía como medio estimulante para la resolución de problemas reales, de nuestro tiempo.

Para terminar, y siendo ya media noche, la micro pieza teatral presentada el primer día se volvió a presentar para el cierre de las actividades, pieza que sin duda removió las emociones hasta del más duro pecho asistente y hubo quien confesó haber soltado una que otra lágrima. Pues sí, la íntima puesta en escena nos acercó a ese juego y baile amoroso que llamamos amor de pareja desde una perspectiva filosófica.

El festival tiene también actividades en extensión, se trata de la Exposició Philographics, de Genís Carreras, en el vestíbulo y sala de la torre de MuVIM del 16 de mayo al 25 de junio. Así como el Concurs d´aforismes #LichtenbergViu2017 del 5 al 26 de mayo, del cual se dio el premio el jueves primero de junio.

Viaje a España para explorar un poco el arte de calle, Valencia me recibió con unas naranjas deliciosas y un viento húmedo tan agradable que sanó mi jardín, y comprendí eso, que los viajes físicos también estimulan los viajes internos y viceversa. El pensamiento de y en la calle me dejó claro que adentrarnos así en el mar del pensamiento puede ser una fiesta, un acto que, a la Dionisio nos acerque a nuestra verdad, esa que se presenta de forma ambigua mientras nos entretenemos viendo pasar la vida, en un continuo fluir de fines y comienzos, esos que no dan tregua. Así nos lo dejó claro este festival filosófico en el Mediterráneo que me llegó como parte de las sincronías que regala la vida, esas que me trajeron hasta acá.

Vila-real, Castellón, España, junio de 2017.

Paola Tásai (@Arofatem) es Música por el Conservatorio de Música de Chihuahua, Poeta autodidacta, Gestora cultural por la Universidad de Guadalajara y directora general de Osadía Producciones.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestBuffer this pagePrint this page